Hamburguesas de mijo. Sin huevo y sin gluten

Con pan integral sin gluten y queso vegano

No iba a caer en “la moda” de poner un titulo diciendo los ingredientes que no están incluidos en la receta y de los que tanta gente huye últimamente pero… creo que es importante enseñar que no son necesarios para hacer cosas ricas y con nutrientes necesarios y sanos.

Y…como dije en la entrada que os trajo aquí… ¿a quién no le apetece una hamburguesa de vez en cuando?

¿Apetecen mucho más si os digo que es libre de crueldad animal y que todo lo que tiene es cereales, verduras, semilla y especias? ¿Y si además te digo que tus niñxs ni notarán la verdura?

Ay!! Pues sigue leyendo y apunta!!

Los ingredientes, para que veáis que no hay trampas son…

  • Mijo. Uno de los cereales más alcalinos que hay. Sin gluten (por lo que digiere más fácilmente),  rico en fibra, magnesio, vitaminas del grupo B, minerales… ¿Alguien sabe de algo malo que el mijo tenga? jejeje. Yo lo acabo de descubrir con esta receta y me gustó mucho!
  • Zanahoria. Una de las hortalizas favoritas de los conejos!! Por algo será…no? (tan inteligentes estos animales…). Fuente de  vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes… dicen que incluso reduce el colesterol!!
  • Calabacín. No es mi pasión… pero habrá que añadirlo de vez en cuando en una alimentación saludable. Rico en fitonutrientes, vitaminas y minerales.
  • Semillas de lino.  Fuente de Omega 3, un ácido graso esencial. (Una buena forma de conseguir este mineral para quien no coma pescado.) Lo mezclaremos con agua unos minutos para crear una gelatina que hará de sustituto del huevo.
  • Sal y especias. Grandes odiadas en mi infancia y las que son mis aliadas ahora. Puedes conseguir sabores únicos (aunque a mucha gente le gustan en menos cantidad…verdad, Selena? jejeje)
  • Cebolla y ajo. Imprescindibles en mis platos.
  • Agua. Del grifo (sin filtrar) no… Por favor!! Lo usaremos para hervir el mijo y también para activar las semillas de lino. 🙂
  • Laurel y un trocito de jengibre.  Usé un trocito de cada para la cocción del mijo, dándole un poquito de sabor.

¡¡¡COSAS DE ANDAR POR CASA!!!  Bueno, quizás el mijo es algo más raro de encontrar…pero si estáis leyendo esto puede que sea porque ya lo habéis conseguido o sabéis dónde, al menos.

Igualmente, se puede sustituir por cualquier otro cereal (arroz, quinoa, avena…)

Yo lo conseguí en ahorramás, aunque es pelado. En Carrefour  vi el otro día que había “normal”.

Consejos

-Como he dicho antes, podéis sustituir ese cereal con otro, aunque el tiempo de cocción variará en función del que elijáis. Al igual que la consistencia, posiblemente y tendríais que añadir más lino o harina de arroz/quinoa/mijo… para apelmazar la masa mejor.

-Partir por la mitad el laurel y rallar el jengibre si queréis darle más sabor y añadir sus beneficios al plato. (Aunque el laurel tendréis que quitarlo al final)

-Una vez habéis mezclado la masa completamente, dejarla reposar lo máximo posible (incluso si es para el día siguiente, guardarlo como si fuera una bola en la nevera con film) para que los sabores se mezclen y quede más consistente. (Si lo haces caliente, recién mezclado, hay más probabilidades de que se desmenuce).

-Añade 1 cucharada más o 2 de lino a la receta ya que no quedó tan consistente como me hubiera gustado. Al darle la vuelta…es un caos si no lo haces con paciencia (aunque cuando se van enfriando después, quedan duritas). También podrías mezclarlo con la harina que os dije antes.

¡Explora! Podéis añadir las verduras que queráis! Esto es un ejemplo pero vosotrxs podéis añadir cualquier otra. (Calabaza, pimiento, semillas, maiz…).

Especias. A tu gusto. Yo te diré las que he añadido pero juega con ellas. Por ejemplo diría que me quedé corta con alguna para darle un toque más fuerte pero… todo es probar!!

Juega con las cantidades.  Lee los ingredientes y juega con ellos. No tiene porque ser literal como yo lo hice… quizás a ti te guste menos cebolla, más ajo o el doble de calabacín. Yo fui añadiendo  los ingredientes como me iba pidiendo y como pensaba que quedaría bien.

-No estoy de acuerdo con “ocultar” a los niñxs las verduras. Soy de las que piensan que desde pequeños hay que darles a probar y que ayuden en la cocina para motivar…mucho más ahora que estoy aprendiendo como lxs más pequeños evitan comer estos vegetales por culpa de la sobredosis de azúcar y procesados que les damos…. ¡¡Lo natural es lo rico!! 🙂

Pero bueno, que me voy por las ramas… Como bien es sabido, también les incomoda encontrar “partes de cosas raras”  y desmenuzarán toda la hamburguesa…. yo la primera que lo hacía. Niñxs….y algunxs adultxs aún!! jejeje

Por eso os recomiendo para estas situaciones, pasarlo por un procesador de alimentos, si lo tenéis. Una batidora también podría funcionar.

-Si haces más cantidad de la que vas a comer en ese día, recomiendo que guardes la masa en la nevera aún sin cocinar, echa una bola en film… ya que no se recomienda congelar los cereales.

Y sin más dilación….

¡¡La Receta!!

Para 9 hamburguesas aprox.

1 vaso de mijo
2 vasos y 1/2 de agua
1 cebolla y media (según tu gusto)
2 ajos pequeños/1 grande
4 zanahorias
1/2 calabacín grande
2 cuch. de lino y 4 de agua
Sal
Especias (Yo mezcle sin cantidades pimentón rojo, comino, pimienta negra, cúrcuma, curry, orégano (del que más) y albahaca.
Aceite
Mostrando IMG_20170402_141757.jpgMostrando IMG_20170402_143147.jpgMostrando IMG_20170402_143433.jpg

 

 

 

 

 

Procedimiento (Parece un procedimiento largo pero no lo es) 

  1. Cortamos 1 cebolla y el ajo muy bien picado y calentamos un chorrito de aceite en un cazo para pocharlos unos minutos. Añadimos un poquito de sal. (Un poquito antes de añadir el mijo incorporamos la hoja de laurel y el jengibre)
  2. Mientras se cocinan, lavamos muy bien el mijo (aquí si podríamos usar el grifo)  y los escurrimos para añadirlos a la cebolla. Lo mezclamos con la cebolla y así los vamos cocinando antes de añadir el agua.
  3. Añadimos sal de nuevo y añadimos los vasos de agua.
  4. Ponemos el fuego al máximo para que empiece a hervir y una vez lo tenemos en ebullición, lo ponemos al mínimo y tapamos. (El mío tardó unos 10-15′ en estar listo. Id moviendo para que no se os queme si se queda sin agua y probarlo).
  5. Rallamos primero el calabacín y lo metemos en un bol. Añadimos una pizca de sal y lo removemos, para dejarlo reposar unos minutos (para que pierda el agua)
  6. Mientras reposa cortamos los demás ingredientes (No os olvidéis de mirar el mijo). Picamos en trocitos muy pequeños la cebolla y rallamos la zanahoria.
  7. Para entonces ya tendremos el mijo cocinado. Lo quitamos del cazo y vertemos en un recipiente grande para poder mezclar todo.
  8. Añadimos la cebolla, zanahoria, sal y las especias. Movemos muy muy bien para integrar todos los ingredientes.
  9. Mientras dejamos reposar, batimos las semillas de lino para que se mezclen bien con la hamburguesa (si las dejamos entera no la masticaremos) y en un vaso a parte la dejamos reposar con el agua.
  10. El calabacín ya habrá encogido. Metemos en un trapo (o colador de tela) y estrujamos muy bien para quitarle todo el agua. Al principio cuesta un poco pero…paciencia!!
  11. ¿Semillas de lino gelatinosas? ¿Calabacín con cero de agua? Pues al recipiente para mezclaro todo! 🙂
  12. Mezclamos todo muy muy bien y dejamos reposar unos 10′ mínimo.
  13. En este punto podemos probar y añadir alguna especia o ingrediente si nos parece.
  14. Calentamos la sartén (no he probado en el horno pero seguro que salen riquísimas)  con un poquito de aceite. Hacemos la forma de las hamburguesas y calentamos por ambos lados unos minutos.

¡¡Listo!!

Podemos comerlas tal cual con una ensalada, en forma de hamburguesa con lechuga, tomate, queso (el que veis en mi foto es sin lácteos), aguacate….. ¡Como quieras!

Hamburguesa con “Pan de lechuga” para mi… Raro, lo se, pero era crujiente y rico!! jejeje

Hamburguesa con ensalada para mi mami

¿Qué os parece? Dejadme en los comentarios si las vais a probar! Cualquier duda, consejo o crítica (constructiva, please!) 🙂

 

Mucho amor!

 

Esta entrada fue publicada en Recetas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *